Horsetrail México Tours

Turismo Experiencial Tlayacapan

El turismo experiencial es aquel que mueve los sentidos y lleva a vivir un momento de satisfacciòn, consigue encontrar un significado en el viaje que estamos realizando. 

Visitar los Pueblos Mágicos de Mèxico, te proporcionan esa experiencia de Satisfacciòn y encontrar un Significado a tu vivencia en ese viaje.

El Pueblo Màgico de Tlayacapan es un buen ejemplo de turismo experiencial. Ubicado en el corredor biológico Chichinautzin. Rodeado por diversas montañas y cerros, entre ellos el Tepozteco. Majestuosa cordillera que rodea este pintoresco lugar. 

En cuanto a las raíces prehispánicas de sus pobladores se reflejan en la planeaciòn de sus construcciònes distribuidas en 4 barrios: El Rosario, Santa Ana,La Exaltaciòn y Santiago, ubicados en los cuatro puntos cardinales del pueblo. 

Al caminar por sus calles empedradas se admira su arquitectura de construcciones hechas en adobe con fachadas pintadas en blanco con detalles de colores vivos enmarcadas sus ventanas con plantas y flores de la zona. 

En estas calles encuentras 22 capillas pequeñas, íntimas, que cuentan cada una su propia historia en sus estatuas e ídolos grabados en las piedras de los atrios. Cada capilla está dedicada a un Santo Patrono en especial e inclusive al Nahual. Personaje mítico que de forma humana se transformaba en un animal, también tiene su capilla y fieles seguidores. 

Sus artesanìas las encuentras a cada paso que das en sus calles.Variados objetos como las  características velas de escamas,las piezas de alfarería de barro vidriado, pintado o bruñido, tambièn piezas elaboradas en hierro forjado con diseños tradicionales adaptados al arte contemporáneo.

Es de destacar la imperdible visita al  convento de San Juan Bautista, fundado por la orden de los agustinos en el año de 1554. Incluido en la Ruta de los conventos de Morelos.En su interior se encuentra un museo con las momias encontradas en la restauración realizada en 1982.

Otro tesoro de este lugar son Los Chinelos.Su danza se remonta al año 1807.Su origen data del conflicto entre los españoles y los indígenas por la exclusión de estos de las festividades del Carnaval. Una experiencia inigualable es danzar con ellos al ritmo de la banda de viento. 

La tradiciòn cuenta el origen de esta danza que  los indígenas se disfrazaban con túnicas y máscaras asemejando a un español. Su brinco característico es una burla a la festividad pero tambièn una caracterìstica de sus propias danzas prehispánicas. 

Su gastronomía representada con una gran variedad de platillos: El mole verde de pepita que se acompaña con tamales de sal,charales y frijoles blancos, mole rojo de pepita,mole de guajolote, tlacoyos de haba, frijol y shales.Para terminar unas deliciosas frutas de horno ,los tradicionales mamones y soletas con nieves de sabores como postre. 

Por último el senderismo y contemplaciòn de la naturaleza la puedes disfrutar en tu camino a la pequeña pirámide del Tlatoani.Desde ahí contemplamos la inmensidad y belleza de este valle y su Pueblo Màgico Tlayacapan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¡Contáctanos!